Como solucionar las discusiones y enfrentamientos
1094
post-template-default,single,single-post,postid-1094,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Técnicas de Resolución de problemas

antonio navarro psicologo merida

Técnicas de Resolución de problemas

La resolución de problemas es un área que debemos trabajar porque seamos realistas: todos en algún momento hemos tenido algún conflicto.

Es normal, somos seres sociales y al relacionarnos con otras personas pueden surgir roces, puntos de vista contrapuestos y un sinfín de cosas que pueden terminar en conflicto.

Sin embargo, y en contra de lo que nos han enseñado, tener roces con otras personas no es malo si contamos con las herramientas que nos permitan solventar nuestras diferencias de una manera saludable  y que nos ayude a crecer.

El éxito evolutivo del ser humano es el grupo, un individuo solo, sin el grupo, es muy vulnerable.

Juntos somos más fuertes. Ejemplo de ello es que cuando aún vivíamos en las cavernas, aquellos que abandonaban el grupo era carne de cañón para los depredadores, dejándolos sin descendencia. Por ello los seres humanos somos seres sociales.

¿En qué nos beneficia relacionarnos con los demás?

Mantener relaciones sociales nos ayuda a empatizar, conocer a otras personas con puntos de vista diferentes al nuestro y a aceptar la diferencia.

Una de las características que hace que una persona sea más competente socialmente y por lo tanto más adaptativa, son las habilidades sociales y su capacidad para resolver problemas.

Mientras más resolutivos seamos, mejor nos adaptaremos a las adversidades y mejor nos relacionaremos con las demás personas de nuestro entorno.

Eso quiere decir que seremos más felices y estaremos más satisfechos con nuestra vida.

No se nos enseña a manejar los conflictos y muchas veces somos presa de nuestro carácter. Y no siempre es bueno.

La  capacidad de resolver problemas con otras personas pude ser entrenada y mejorada.

Una persona que carezca de dicha capacidad la puede adquirir de manera muy sencilla.

El entrenamiento en resolución de problemas consiste en ayudar a las personas a identificar y resolver los conflictos y problemas que le aparezcan en la vida. A través de un proceso mediante el cual la persona descubre una solución eficaz a un problema particular que le genera malestar.

 

COMUNICACIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS: El Pilar para encontrar la solución al problema.

Mucho de los enfados que tenemos, son conflictos interpersonales. En su mayoría se genera porque no somos capaces de comunicarnos bien y la otra persona no es capaz de entenderlo.

Esos roces surgen por algo tan sencillo como la comunicación.

Las diferencias entre personas existen cuando alguien encuentra en el comportamiento de los demás un obstáculo que se interpone en el logro de sus necesidades y objetivos.

La mayoría de los problemas no se resuelven y se encallan por una falta de habilidades para resolverlos, o porque se utilizan estrategias poco adaptativas, como pueden ser:

  • La negación del problema
  • La evitación de este
  • La atribución del conflicto a causas externas
  • Por realizar soluciones muy globales

formas de solucionar problemas

¿Cómo podemos resolver un enfrentamiento con otra persona?

Cada persona tiene un estilo a la hora de abordar estas situaciones de conflicto. Las más comunes son:

  • La competición. En la competición la persona intenta ganar por todos los medios. Lo que se busca es satisfacer los propios intereses a expensas de los del otro. El conflicto se entiende como una pérdida o una ganancia, uno está en lo cierto y el otro equivocado, se intenta ganar por todos los medios.
  • La evitación. En la evitación las dos personas pierden, normalmente hay una retirada o indiferencia. No es que no haya conflicto, sino que se ve como algo por lo que no merece la pena luchar. A penas hay preocupación por la relación o el resultado y el conflicto queda latente y sin resolver. La negación del problema sería una forma de evitación.
  • La acomodación. En la acomodación la persona pierde y gana el otro. Importa tanto la relación, que el resultado pasa a un segundo plano. Se quiere que gane el otro para no peligrar la relación por el hecho de temer que, al obtener un beneficio, la otra persona se aleje de la relación. Es habitual de personas poco asertivas que temen mucho el conflicto por creer que les puede llevar a perder la relación. Es otra manera de evitación de conflictos.
  • La colaboración. En la colaboración ambas personas ganan, es tan importante el resultado como la relación entre ambos. Se ve el conflicto como algo lógico y natural en las relaciones humanas. El problema no es quien tiene razón y quien está equivocado, sino como encontrar una solución que satisfaga a ambos.

la colaboracion para solucionar los conflictos

El estilo más adecuado de resolución de conflictos es el de la colaboración, en el que ambos ganan.

Muchos conflictos están generados por una mala comunicación entre las personas. Es la comunicación el pilar base en la resolución de estos conflictos.

La buena comunicación es imprescindible en una adecuada resolución de problemas, sobre todo si utilizamos un estilo de resolución de conflictos colaborativo, en el que todos ganan.

Herramientas para solucionar los desencuentros entre personas.

En la colaboración, existen dos tipos de estrategias de resolución de conflictos:

La negociación.

La negociación es un proceso por el cual dos personas en conflicto intentan llegar a un acuerdo, renunciando parcialmente a los intereses que tienen cada uno. Es una estrategia en la que los dos tienen que ceder un poco en sus objetivos. Para poder actuar así es muy importante ser asertivos, defendiendo nuestros derechos, pero respetando los del otro.

Los pasos de la negociación son:

  • Definir el problema en términos operativos, es decir que se pueda medir.
  • Definir claramente los objetivos de las dos partes
  • Expresar de una manera clara y asertiva la opinión acerca del problema
  • Preguntar a la otra persona la opinión que él tiene
  • Escuchar atentamente su respuesta
  • Intentar empatizar con la otra persona, intentando entender por qué se siente así
  • Exponer a lo que se está dispuesto a ceder
  • Escuchar lo que el otro está dispuesto a conceder
  • Llegar a un acuerdo buscando un término medio.

Si hemos intentado la negociación y no hemos conseguido llegar a un acuerdo, lo más sensato sería intentar el otro modelo de resolución de conflictos colaborativo, en el que ambos ganan, que es el de la mediación.

La mediación.

La mediación es un proceso de resolución de conflictos en el que aparece la intervención de una tercera persona ajena al conflicto. Esta tercera persona, el mediador, tiene como objetivo facilitar que los implicados en el conflicto lleguen a un acuerdo, a través de la negociación y el diálogo.

técnicas para la resolución de conflictos

UNA TÉCNICA PARA LA RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Cuando surgen desacuerdos con otras personas en nuestra vida y no resolvemos, estos se convierten en una fuente de estrés. Esto puede llevarnos a tener trastornos de ansiedad, depresión, dolores o problemas de adicción.

La técnica que vamos a utilizar para resolver una desavenencia consiste en seguir una serie de pasos que nos van a conducir a la puesta en práctica de la solución más eficaz de todas las que están a nuestro alcance.

Los pasos son los siguientes:

Orientación hacia el problema

Esta fase consiste en aceptar que los problemas existen y que hay que hacerles frente. Está destinada a no huir de los mismos y para ello la persona debe comprometerse en buscar la solución al problema y en no atribuir los problemas a causas personales inmodificables que impiden seguir con la resolución del problema (Ej: soy un desastre y todo me sale mal)

 

Definición del problema

Es muy importante definir el problema en términos específicos y concretos. Para ello vamos a buscar toda la información necesaria, vamos a clarificar la naturaleza del conflicto, establecer una meta realista y valorar la importancia del problema para el bienestar de la persona.

Un ejemplo de problema mal definido: “Tengo un problema de pareja”.

El problema bien definido: “Tengo un problema de relación con mi marido desde hace tres meses, que se ven reflejados en salir menos los fines de semana e incide en nuestra vida conyugal y sexual”

 

Generación de soluciones alternativas

Consiste en hacer una tormenta de ideas siguiendo tres principios:

  1. Principio de cantidad; mientras más ideas mejor
  2. Principio de aplazamiento del juicio; ahora no es el momento de valorar las alternativas, esto hará que se generen mejores alternativas y que no se deseche ninguna por considerarla una tontería.
  3. Principio de variedad; cuanto más diferentes sean las soluciones más posibilidad de que aparezcan ideas de buena calidad.

 

Toma de decisiones

En esta fase se valoran las soluciones elegidas en la tormenta de ideas. Para ello vamos a poner datos a favor y en contra de cada una de ellas y luego vamos a valorar estos datos subjetivamente de 0 a 10 en función de la importancia que tiene cada dato para nosotros.

 

Una vez hecho esto, se suman las puntaciones a favor y se le resta la suma de las puntuaciones en contra, y la solución que obtenga una mayor puntuación es la solución que vamos a poner en práctica.

 

Ejecución y verificación de la solución

Una vez llegados a este punto ya no vale valorar más las alternativas, ahora hay que ponerla en práctica. Para ello es bueno dividir la solución elegida en pequeños pasos que nos ayuden a ponerlo en práctica y una vez hecho esto, es el momento de hacerlo.

Una vez puesta en práctica la solución elegida es el momento de valorar si la solución ha satisfecho nuestros objetivos. Si es así perfecto, si no ha sido así, es el momento de rectificar, cogiendo la segunda alternativa con mayor puntuación.

 

Conclusiones sobre los conflictos y la forma de resolverlos.

Un problema es una situación en la que tenemos que dar una solución, pero de la que no disponemos en este momento.

Un conflicto interpersonal existe cuando alguien encuentra en el comportamiento de los demás un obstáculo que se interpone en el logro de sus objetivos.

Problemas y conflictos interpersonales nos ocurren a diario y es normal en nuestra vida cotidiana.

Si no somos capaces de encontrar una solución a los problemas y conflictos que nos aparecerán en el día a día, surgirá el estrés y otros estados emocionales que nos van a llevar a tener una peor calidad de vida. De ahí radica la importancia de tener una buena técnica que nos ayude a resolver problemas y conflictos.

Y si no sabes como abordar esa desavenencia ponte en contacto conmigo: Antonio Navarro Psicólogos.

En el siguiente vídeo te explico como hacer la técnica de resolución de problemas

 

No hay comentarios

Publicar comentario



Responsable: ANTONIO A. NAVARRO MILLAN, CIF/NIF: 34778159C GASPAR MENDEZ, 13 2o A, 06011, Badajoz, Badajoz, 617521598, a.navarromillan@yahoo.com.

Finalidad: Mantenimiento y gestión de nuestra relación y envío de comunicaciones comerciales por cualquier vía.

Legitimación: Las bases legales para dichas finalidades son; ejecución de un contrato y el consentimiento en caso de haberlo prestado.

Destinatarios: No existen cesiones salvo la existencia de obligación legal.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos así como otros derechos  que podrá ejercer dirigiéndose a la dirección del responsable. Política de Privacidad

Abrir chat